Qué saber antes de ir a Dublín


En la capital irlandesa no hay ningún lugar o edificio emblemático como en otras ciudades, pero para nosotros tiene mucho encanto recorrerla a pie de una punta a otra y disfrutar de su ambiente callejero, de los pubs típicos con música en directo y pintas de cerveza, de su clima loco y de sus casas de ladrillo con puertas de colores de estilo georgiano. Una escapada perfecta para un fin de semana o un puente.


Traslado al aeropuerto

El aeropuerto de Dublín está situado a 10 km del centro de la ciudad y no hay servicio de metro ni tren. Es importante ir con tiempo, sobre todo en hora punta, porque el tráfico en Dublín puede ser un tanto caótico.

  • Taxi. Es la forma más rápida y cómoda, aunque también la más cara. El trayecto suele costar unos 25-30€ y dura 30-45 minutos. Hay servicios de reserva online por un precio similar. Podéis reservar en este enlace.
  • Aircoach (Bus 700). Ofrece servicio las 24 horas, todos los días, con una frecuencia de 15-30 minutos. Billete sencillo 7€ / ida y vuelta 12€, con descuentos por la compra online. Se puede comprar y descargar el billete a través de la aplicación móvil.
  • Airlink Express. Todos los días de 4:45 a 0:30, cada 10-20 minutos mediante dos rutas (buses 747 y 757) con varias paradas en el centro de la ciudad. Billete sencillo 7€ / ida y vuelta 12€. Dispone de red wifi gratuita.

    Se pueden comprar los billetes directamente al conductor, en sus oficinas, en las máquinas del aeropuerto o por internet (hay un pequeño descuento por la compra online). Los billetes online deben llevarse impresos.


Para los pasajeros con destino a los Estados Unidos el aeropuerto dispone de una zona para pasar la aduana del país directamente en Dublín y evitar las largas colas al llegar a la frontera norteamericana.


Cómo moverse

Dublín es una ciudad pequeña y muy accesible a pie. Todos los puntos de interés están relativamente cercanos y no es necesario coger ningún transporte dentro de la ciudad.

  • Dublinbikes. Bicicletas de alquiler con estaciones en varios puntos de la ciudad. En muchas de ellas se puede comprar con tarjeta de crédito un pase de 3 días. Hay una práctica app.
  • Bus. Hay una extensa red de autobuses con bastante frecuencia de paso, aunque el tráfico es caótico y puede no ser puntual. El billete sencillo cuesta 2-3,30€ según la zona y hay que pagar el importe exacto al conductor. Ofrece servicio de 5:30 a 23:30 y buses nocturnos los viernes y sábados de 0:30 a 4:30.
  • Tranvía Luas. Tiene 2 líneas de tren ligero, roja y verde, que se cruzan en la zona de O’Conell Street. Es más puntual que el autobús, con una frecuencia de 5-15 minutos. Billete entre 2,10 y 3,20€. Podéis descargar su app.
  • Tren DART (Dublin Area Rapid Transit) Funciona como metro o tren de cercanías dando servicio a la zona de la Bahía de Dublín, con frecuencias de paso de 20 minutos en una única línea que conecta Howth y Malhide al norte con Bray al sur, pasando por el centro de Dublín. Hay servicio desde las 6:30 hasta las 0:00 con un precio medio de 3,25€.

En la web de los transportes de Irlanda podréis obtener mapas e información más detallada de todos los transportes públicos. Os dejamos el enlace aquí.


Una manera de ahorrar, es obtener tarjetas de abono de transporte o tarjetas turísticas.

  • Leap Card. Abono de transporte que incluye todos los autobuses, el Luas y el DART dentro de la Short-Hop Zone (y Dublinbikes), con un 20-30% de descuento en cada billete, según el servicio. Se puede comprar online o en oficinas. El abono de un día cuesta 10€ y el de una semana, 40€.
  • DoDublin Card. Tarjeta con acceso ilimitado al Airlink Express, autobuses y el bus turístico Hop on-Hop off durante 72 horas, por 35€.
  • The Dublin Pass. Esta tarjeta permite acceder de manera gratuita a las principales atracciones de la ciudad, con acceso prioritario en algunas de ellas, incluyendo la Guinness Storehouse, el Castillo y la Catedral de St Patrick. También incluye un bus turístico las 24 horas y descuentos en muchos otros puntos. El precio está entre 62€ el pase de un día y 128€ el de 5 días. Suele haber descuentos por la compra online. Adquirirla o no depende de lo que cada uno tenga pensado ver.


Cuándo ir

El clima de Dublín se caracteriza por temperaturas suaves y precipitaciones abundantes durante todo el año. Los veranos son frescos y agradables y los inviernos son algo más fríos y lluviosos.

A efectos prácticos hay que tener en cuenta que en esta ciudad el clima está loco, puede hacer un día soleado, pero en unos minutos se nubla, cae un chaparrón, viene un vendaval y vuelve a salir el sol. Hay que vestir con varias capas y siempre acompañado de un paraguas o chubasquero.


Idioma

Inglés y gaélico irlandés. Al brindar, se dice: Sláinte! (se pronuncia esloncha)=¡Salud! Es de lo poco que aprendimos a decir en gaélico.


Moneda

Euro

Los precios son bastante similares a los de España (ligeramente más elevados).

Se puede pagar con tarjeta de crédito o débito casi en cualquier sitio y hay una buena red de cajeros automáticos.

Nosotros llevamos las tarjetas gratuitas BNext, que sólo cobran el cambio de divisa interbancario y devuelven las comisiones que cobran en los cajeros. Funciona como una tarjeta prepago sin cuenta asociada. Podéis solicitarla en este enlace y os regalarán 5€.

Para realizar pagos en comercios, utilizamos la tarjeta Revolut, también sin comisiones. En este caso, sí está asociada a una cuenta y tiene un coste de emisión de 5€, a veces nos permiten hacer invitaciones gratuitas. Ponéos en contacto con nosotros si la queréis (travelisnotjusttourism@gmail.com).


Visado

Los ciudadanos de EEUU, Canadá y los países del Espacio Económico Europeo no necesitan visado.


Seguro de viaje y asistencia sanitaria

Con la Tarjeta Sanitaria Europea está cubierta la atención sanitaria en las mismas condiciones que los irlandeses.

Nosotros tenemos además un seguro de viaje anual que nos cubre en todos los países. Lo contratamos con AMA por unos 42€ al año por persona.


Electricidad

En Irlanda, los enchufes son de tipo G, de tres clavijas planas (como los de Reino Unido) con una corriente de 230V a 50Hz.

Es útil llevar un par de adaptadores y regletas para poder cargar todos los dispositivos.


Internet y teléfono

Gracias a la eliminación del roaming en Europa, se puede disfrutar de las tarifas de nuestra compañía española en Irlanda, además, los restaurantes, hoteles y algunos autobuses (como el Airlink Express) disponen de wifi gratuito.


Dónde comer

Los irlandeses tienen la costumbre de comer en los pubs. La mayoría sirven comida todo el día. Comerse un buen plato de coddle con una pinta de cerveza, mientras se oye música, es toda una experiencia. En la carta suelen estar los platos más tradicionales de la ciudad además de ensaladas, hamburguesas, sandwiches y pollo frito. Os dejamos una lista de los restaurantes en los que estuvimos y los platos típicos que no debéis dejar de probar. 

Restaurantes:

  • The hairy lemon, Stephen Street Lower (TripAdvisorGoogle). Uno de los pubs más típicos de la ciudad donde probar los guisos tradicionales. Tiene zona de comedor abierto casi todo el día. 
  • Chimac, 76 Aungier St (TripAdvisorGoogle). Para comer pollo frito al estilo coreano, ambiente joven y con bastante afluencia. 
  • Mad Egg, 2 & 3 Charlotte Way, Camden Pl (TripAdvisorGoogle). El mejor pollo frito de la ciudad, cerca de Candem St.
  • Japanese Kitchen by J2 Sushi, 1 Poolbeg St (TripAdvisorGoogle). Un pequeñísimo y auténtico restaurante japonés, con varios platos tradicionales y una carta de sushi deliciosa. 
  • Fegan’s, 13 Chancery St, Northside (TripAdvisorGoogle). Un local ecléctico situado en una antigua casa. Tiene una carta a base de tartas saladas, platos de pasta del día, sandwiches recién hechos, algunos dulces y zumos. Con mesas o sillones donde degustar un café a media mañana. Nos encantó tanto que almorzamos y comimos allí el mismo día. Está muy cerca de la destilería Jameson.
  • Aqua, 1 W Pier, Howth (TripAdvisorGoogle). Situado en el puerto de Howth es un restaurante elegante, con un comedor en el primer piso con grandes ventanales a la bahía. La comida a base de pescado es perfecta, con unas vistas inmejorables. Pedid una mesa en la ventana y os parecerá que estáis en un barco. 

Platos Típicos:

  • Coddle: Tradicionalmente se cocinan al vapor capas de salchicha, beicon, patata, cebolla y zanahoria. Se sirven regados con el caldo que se deposita al fondo de la olla. 
  • Irish Stew: El más típico es el de cordero guisado con patata, cebolla y perejil. Es una comida reconfortante que necesita de una buena cerveza. 
  • Bacon and cabbage: El tocino irlandés es ligeramente más magro y se cuece con repollo, en algunos sitios se añaden patatas. 
  • Beef in Guinness pie: Ternera guisada con cerveza negra, hortalizas y cubierta con una capa de masa quebrada y horneada. Delicioso. 
  • Soda bread: El pan más típico de irlanda es una hogaza sin fermentos en la que se utiliza el bicarbonato sódico para que suba. 
  •  Fish & chips: El pescado irlandés en buenísimo y si está cubierto con una masa de cerveza y frito, sólo se puede mejorar con unas deliciosas patatas fritas. 
  • Champ: Este acompañamiento para cualquier plato a base de puré de patata y cebolleta es casi adictivo.
  • Colcannon: Otro plato a base de puré de patatas, mantequilla y col. 
  • Langosta: El marisco de la zona no hay que perdérselo, es relativamente barato y lo sirven desde hervido o a la brasa hasta en sandwiches. 


Dónde dormir

Lo ideal es alojarse en el centro de Dublín para poder recorrer la ciudad sin necesidad de utilizar ningún transporte público. Recomiendan evitar la zona de Temple Bar para no sufrir el ruido ocasionado por el ambiente nocturno de los pubs.

Nosotros reservamos a través de booking.com y nos alojamos al lado de la Catedral de Saint Patrick, en el Maldron Hotel Kevin Street. Ubicación, trato y desayuno excelentes.


Cosas que hacer

  • Visitar la Trinity College, la universidad más prestigiosa de Irlanda con grandes edificios victorianos y explanadas con césped. Imprescindible visitar la Old Library, su Libro de Kells y el arpa de Brian Boru, el símbolo de Irlanda más antiguo que se ha encontrado. La sala principal (Long Room) de 65 metros, tiene unos 20000 libros antiguos en grandes estanterías de madera. Recomendamos reservar online para evitar colas e ir a primer hora. Entrada entre 11-14€ de 8:30 a 17:00.

  • Castillo de Dublín. No es un castillo medieval, sino un palacio. La única torre con almenas es la Norman Record Tower, entre la Royal Chapel y el Georgian Treasury Building, un curioso edificio de colores construído en los 60. Entrada 10/8€ con/sin guía de 9:45 a 17:45.

  • Christ Church Cathedral. La catedral más antigua de la ciudad, construida sobre un antiguo templo vikingo y conectada por una pasarela con Dublinia, el museo de historia vikinga y medieval de Dublín. Hay una entrada combinada por 14,50€ (entrada a la catedral 6,75€ y al museo 10€).

  • Recorrer el barrio de Temple Bar en la zona más antigua de la ciudad, repleto de pubs irlandeses con sus típicas fachadas de madera llenas de plantas con flor. El ambiente nocturno es muy animado y es imprescindible disfrutar de una buena pinta (o dos) escuchando la música en directo. No intentéis seguir el ritmo de los locales, beben muy rápido y bastante.

  • Hacer una visita muy interesante a la Guinness Storehouse. La entrada incluye la visita a la fábrica de la emblemática cerveza de Dublín y la degustación de una pinta de Guinness. Es mejor reservar online y aconsejamos incluir la entrada a la Open Gate Brewery por 4,5€ más para hacer degustación de 4 cervezas artesanas.

  • Jameson Distillery Bow St. Entrada con degustación y un vaso de whisky solo o combinado con jengibre por 22€. La visita básica dura unos 40 minutos y es muy entretenida y didáctica, merece la pena aunque no seáis amantes del whisky.

  • Fotografiar todas las puertas georgianas de colores en los alrededores de Merrion Square, aunque paseando por Dublín, veréis más barrios con estas puertas características.

Según cuenta la leyenda popular, las mujeres pintaban las puertas cada una de un color diferente para que sus maridos no se equivocaran de casa al volver de una larga jornada en su pub favorito.


  • Excursión en el DART al pueblo pesquero y los acantilados de Howth, 30 km al norte de Dublín. Hay varios itinerarios que recorren los verdes acantilados con vistas a la bahía de Dublín y la Ireland’s Eye Island. Con suerte se pueden ver focas. Para rematar la caminata, nada mejor que una comida con pescado y marisco fresco en algún restaurante del puerto. Disponéis de los mapas e itinerarios en esta web

  • Mercados callejeros.
    • Mercado de pintores al aire libre en Merrion Sq (en la verja que rodea el parque) los domingos a partir de las 10.
    • Mercado del libro en Temple Bar Square los sábados y domingos de 11 a 18.
    • Mercado de comida callejera en Meeting House Square los sábados de 10 a 17.
    • Blackrock Market los sábados y domingos de 11:00 a 17:00, un mercado semicubierto en una zona de callejuelas en el pequeño pueblo de Blackrock, al sur de Dublín (parada de Blackrock del DART).


continuar a día 1 >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *